Funcionamento


Este web desea facilitar el uso de la herramienta de los Relief Maps mediante las posibilidades que abren las nuevas tecnologías. Los Relief Maps estaban pensados para elaborarse en papel (véase Sobre los Relief Maps), pero ello dificultaba su uso para grandes muestras, y también implicaba ciertas dificultades para gestionar los datos y visualizarlos. Con el web, los mapas aparecen como una herramienta digital que permite el estudio sobre las desigualdades sociales con una perspectiva interseccional, geográfica y emocional utilizando la tecnología para facilitar las tareas de recogida de datos, codificación, transcripción, análisis de los resultados y visualización.

Por medio del web se da la posibilidad de utilizar los Relief Maps con dos finalidades básicas:

1. La creación de proyectos por medio de un modelo propio de mapa.

Por medio del web se ofrece la opción de crear un proyecto propio de Relief Map que puede servir tanto para una investigación académica como para un proyecto relacionado con la consultoría para administraciones, la gestión de organizaciones y empresas, como para la docencia o la acción social de asociaciones y colectivos.

Crear un proyecto es muy sencillo con el web. Desde la sección Crear puede crearse un modelo propio de mapa, enviar el enlace a las personas participantes en el proyecto y, entrando como usuario o usuaria, ver todos los Relief Maps que se han elaborado y descargarse un PDF o un Excel con todos los datos que se han rellenado.

En primer lugar, hay que crear un usuario para poder acceder a esta función. Las cuestiones que pueden elegirse para diseñar el modelo propio son las siguientes:

  • ¿Sobre qué ejes quiere trabajarse? Con una perspectiva interseccional, todos los ejes son relevantes como constitutivos de las experiencias de las personas, ya sea en relación con la opresión ya sea en relación con el privilegio. Así, el género, la edad, la orientación sexual, la clase social, la identidad religiosa, la etnicidad o la diversidad funcional son ejes que condicionan la situación que viven las personas, aunque algunos lo hagan de forma muy intensa y otros, menos. Se proponen unos ejes predeterminados sobre los que puede trabajarse, pero siempre pueden crearse otros nuevos según el contexto y las preguntas de investigación. Por ejemplo, puede incorporarse la cuestión de la lengua, la ideología o la nacionalidad como ejes que deben trabajarse. Hay que tener en cuenta que, cuantos más ejes se tengan en consideración, más complejidad tendrá el mapa. Esto implica que los resultados pueden ser muy profundos, pero también que las personas que tengan que elaborar su propio mapa necesitarán más tiempo y dedicación.
  • ¿Sobre qué espacios quiere trabajarse? El lugar es una dimensión fundamental para los Relief Maps, pero puede considerarse de formas muy distintas. Para una investigación puede quererse que las personas participantes elijan libremente los espacios relevantes para su vida cotidiana, pero también puede preferirse que tengan que responder sobre algunos espacios en concreto, como «casa» o «trabajo». También pueden elegirse ámbitos (como el sanitario o el educativo) sin especificar un lugar concreto. Y también pueden incorporarse espacios, no como lugares físicos, sino como entornos sociales, como por ejemplo «relación con mi pareja», «familia» y «amistades». Así, tanto pueden seleccionarse los lugares concretos como puede dejarse abierto para que las personas participantes los elijan. Sobre este punto, también hay que tener en cuenta que cuantos más se incorporen, más complejidad habrá.
  • ¿Qué elementos quieren incorporarse? Los Relief Maps, en la concepción inicial, solo preveían la posibilidad de tener datos cualitativos escritos sobre una tabla que relacionaba identidades y lugares (véase Sobre los Relief Maps) y el mapa final. Por medio del web, para cada identidad y lugar hay un apartado fijo en el que la persona participante puede escribir cómo se siente («¿cómo te sientes por ser joven en el trabajo?»), pero puede pedirse que las personas vinculen también emociones concretas de una lista. Esto permite que, una vez se tienen los datos para ser analizados, puede buscarse, por ejemplo, qué perfiles de personas han dicho que sentían «miedo» y en qué espacios. También puede pedirse que lo expresen con emoticonos. Todo ello va acompañado del punto que tienen que poner más arriba o más abajo en relación con el bienestar o el malestar que sienten en cada lugar para cada identidad.
  • ¿Qué datos quieren pedirse? También existe la posibilidad de pedir datos de perfil a las personas entrevistadas. Estos datos nunca aparecen en los mapas finales, porque quiere no hacerse uso de las categorías sociales (como mujer, hombre, trans) para la visualización, sino de las estructuras de poder (género). Sin embargo, para formular una búsqueda quizá es necesario saber cómo se identifican las personas en los distintos ejes. Por este motivo, también pueden elegirse qué datos de perfil se piden. Se ofrecen unas opciones predeterminadas, pero siempre se pueden modificar, eliminar o añadir. En este sentido, no tienen por qué coincidir los ejes de los datos de perfil con los ejes sobre los que quiere elaborarse el mapa. Por ejemplo, puede quererse desarrollar un mapa sobre cuestiones de diversidad funcional y género, pero en el perfil pueden pedirse otros datos, como la edad, la orientación sexual o el origen.

2. El uso de los Mapas de Relieves de la Experiencia a partir de modelos ya creados.

Si el objetivo no es desarrollar un proyecto propio y muy concreto de Relief Maps, una opción rápida y sencilla es aprovechar los modelos que se proporcionan en la página principal del web. Las opciones son más restringidas, pero tratan sobre temáticas diferentes y su uso es muy sencillo. Basta leer las características de cada modelo, elegir el que mejor se adapta a las necesidades concretas y hacer clic en Utilizar el modelo. Las personas a las que se envíe el enlace podrán rellenar el propio mapa y recibirán igualmente los datos.

Esta opción también abre la posibilidad a que personas a título individual elaboren su propio mapa, haciendo clic en Participar en uno de los modelos ya diseñados. Esta función está pensada para poder probar como usuario cómo funcionan y para personas que quieran hacer este ejercicio sin necesidad de crear un proyecto ni recibir datos de otras personas que participen.